lunes, 2 de enero de 2012

Historia de los caballos de bronce de Venecia.


Vuestro compañero, Aarón Jesús Torregrosa Ponce, se comprometió antes de las vacaciones a la realización de un pequeño informe sobre la historia de los caballos de bronce de Venecia; hoy he abierto el correo y me he encontrado con el trabajo, reconozco que hasta la fecha no había visto los email, mea culpa, pero por fin aquí está (tiene el honor de ser la primera entrada de 2012), tal y como Aarón nos lo envía (solo he añadido algún enlace):

Séptimio Severo
Su historia se remonta a la época del imperio bizantino, en el año 203 Séptimio Severo reconstruyó la ciudad de Bizancio y la dotó de un hipódromo.
En el 324 Constantino el Grande trasladó el gobierno de Roma a Bizancio, que con el paso del tiempo la ciudad se llamó Constantinopla, ciudad de Constantino. Amplió la ciudad y renovó el hipódromo. Se estima que tenía 450 metros de largo, 130 de ancho y una capacidad de 100.000 espectadores.
La pista de carreras tenía forma de “U”, y el kathsima (palco del emperador) estaba situado en el extremo este de la pista, el cual se podía acceder desde el Gran Palacio.
Sobre el hipódromo había cuatro estatuas de caballos construidos en bronce representando una quadriga, colocadas en el extremo norte, los cuales fueron saqueados durante la Cuarta Cruzada en 1204 y fueron colocados en la Basílica de San Marco en Venecia. Constantinopla no los volvió a recuperar.
El Dogo (máximo dirigente en las repúblicas marítima) de Venecia Enrico Dandolo envió los caballos a Venecia, donde fueron colocados en la fachada de la Basílica de San Marco en 1254.
Arco de Triunfo del carrusel construido en 1806. En el podemos observar los caballos de la Basílica de San Marco, saboteados por Napoleón Bonaparte en Venecia en el 1797.
Más tarde Napoleón lo mandó colocar en el Louvre, conmemorando así sus victorias militares.
Se cree comúnmente que la persona que conduce el carro es el emperador en persona. Efectivamente se creó una estatua de bronce de Napoleón en triunfo conduciendo el carro de la victoria, pero el emperador la rehusó al final ver su estatua en la cumbre de este  arco dedicado al ejercito. Se quitó la estatua en 1812 y el carro quedó vacío hasta 1828.
Este hurto se produjo por la negación de Venecia a aliarse. Napoleón descargó su ira contra la República Veneciana poniendo fin a sus trece siglos de independencia.
Desvalijó el Bucintoro, los bajorrelieves y los caballos.
Cuando en 1815 los oponentes de Napoleón toman París, desmontan los bajorrelieves,  devuelven los caballos a Venecia y destruyen el carro.
Los bajorrelieves se vuelven a montar en el 1820, y ocho años mas tarde, el rey Carlos X instala una copia de la cuadriga, conducida por una alegoría de la Restauración (de la monarquía) con la constitución en la mano izquierda.
P.D. Hay que ver el apego que tenéis a la wikipedia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario