domingo, 22 de marzo de 2015

California se queda sin agua. Sólo podrá abastecerse un año más.


California es uno de los estados más turísticos de Estados Unidos, con un clima benigno que ha hecho que proliferen numerosas urbanizaciones, sobre todo en la costa y en torno a los principales núcleos de población. Alberga a una población de más de 38 millones de habitantes y cuenta con ciudades tan importantes como Sacramento, Las Ángeles (a cuyo distrito se adscribe Hollywood), San Francisco o San Diego. Tiene un enorme potencial económico a nivel mundial, y es líder en sectores industriales como la aereonáutica, la informática y la electrónica (Silicon Valley), sin olvidar su importantísima agricultura de mercado, muy moderna y tecnificada, en la que los cítricos y la producción de vino tienen mucho peso. 

Mapa del estado de California (EE.UU)
Todo eso no ha podido impedir que se haya desatado la alarma al comprobar que sólo le queda agua para abastecer a su población durante un año más. Y es que efectivamente, el mes de enero de 2015 ha sido el mes más seco registrado desde 1895, lo cual, unido a que el nivel de nieve de Sierra Nevada está al 13% de su cantidad normal y a que este invierno ha sido muy seco y con unas temperaturas excepcionalmente elevadas, contribuye a crear una situación desesperante. Por el momento esta falta de nieve supondrá una producción menor de electricidad para el Estado, ya que el deshielo no generará la suficiente agua como para mover las turbinas de las centrales hidroeléctricas. La energía consumida tendrá que venir de plantas electrogeneradoras en las que se emplean combustibles fósiles, sobre todo el gas natural, lo que ya ha ocasionado un incremento del 8% en las emisiones de gases con efecto invernadero que a la larga complicarán la sequía. 

Fotografías tomadas de la presa de Folsom en julio de 2011 y enero de 2014
(pinchar sobre la imagen para ampliar)
Los datos que proporciona la NASA no son muy esperanzadores, ya que advierten que el agua de las cuencas de los ríos Sacramento y San Joaquín, los más largos del estado de California, tiene un nivel muy bajo. Solamente la agricultura de California consume el 80% del agua que ha tenido que ser extraída mediante bombeo de acuíferos subterráneos, hecho que ha provocado el agotamiento de unos 1000 pozos, dejando sin abastecimiento a miles de personas en Valle Central. Los agricultores ya han dejado de cultivar miles de hectáreas este año, provocando pérdidas millonarias a la economía que se estiman en unos 11.000 millones de dólares.
La ONU ya ha advertido que de seguir este ritmo de consumo de agua a nivel mundial, en el año 2030 faltará el 40% del agua en el Planeta para poder subsistir, lo cual provocará conflictos entre sectores económicos y guerras entre países.


Andrés Serrano Del Toro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario