viernes, 27 de marzo de 2015

Las Once Mil Vírgenes

Sta. Úrsula y la Once Mil Vírgenes (detalle).
Juan de Borgoña. Convento de Sta. Úrsula (Salamanca)

Cuenta la leyenda que en el S. V, en Colonia (Alemania), once mil vírgenes prefirieron morir antes que perder su virginidad ante los hunos. Entre ellas, la única hija del rey de Britania: Úrsula. El suceso tuvo amplia difusión por toda Europa en la Edad Media. Sin embargo, el testimonio más antiguo, una inscripción en piedra en la iglesia de Santa Úrsula en Colonia, probablemente del S. V), dice: "Un tal Clematius, un hombre con rango senatorial, que al parecer vivía en el oriente antes de ir a Colonia, fue guiado por frecuentes visiones para reconstruir en esta ciudad, en tierra de su propiedad, una basílica que había caído en ruinas, en honor de las vírgenes que sufrieron martirio en este sitio". Nada más.

Inscripción de Clematius.
Iglesia de Sta. Úrsula (Colonia)
La idea errónea de que las compañeras de martirio de Úrsula fueron once mil se debe a un documento monacal del 92 que dice: "Dei et Sanctas Mariae ac ipsarum XI m virginum". Debía leerse como "undecim martyres virginum" (once mártires vírgenes) y no "undecim millia virginum" (once mil vírgenes). Esta confusión perduró siglos, y es así como se asentó la leyenda.
Aunque Santa Úrsula es venerada por muchos y desde hace tiempo, la Iglesia nunca la canonizó oficialmente. En la Edad Media fue la santa patrona de las universidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario